Espai de ioga

A la Rambla de Girona

15-1 (2) El yoga, ¿una extensión de fisioterapia?

Aclarando malentendidos: La terapia de yoga es una extensión de la fisioterapia.

B.K.S. Iyengar

La gente a menudo tiende a malinterpretar que yoga es una extensión de fisioterapia, ya que trabajamos con el cuerpo cuando hacemos una ásana. Guruji clarifica este malentendido.

Aunque la ciencia moderna llame a ciertos movimientos fisioterapia, eso no significa que tengáis que llamar yoga terapia a una materia como el yoga. En estos días, se ha convertido en un hábito para algunos el utilizar palabras hechas por intelectuales. La terapia empieza en el momento que nacéis. Si vivís una vida inmoral deberéis ir hacia una vida moral, hacia un código ético de vida. ¿No es terapia esto? Sí. Entonces, como puede la gente comparar terapia de yoga y fisioterapia. Estas palabras no son más que disparates para engañar a la gente.

La vida hace cultivar las necesidades. Un hierro se oxida si no se usa. Así mismo, vuestro cuerpo fisiológico, emocional, intelectual y mental se oxida. La vida se convierte en negativa cuando se oxida porque la fuerza vital no se mueve en el sistema entero para generar los ingredientes vitales. No considera terapia a ninguna parte del yoga, como asana, pranayama o dhyana. Motivan el crecimiento cultural para que una persona alcance su nivel de unísono en la vida.

La salud es dinámica, como ya he dicho varias veces. La salud es una fuerza vital.  La salud no es estática. No tendrías que esforzaros si fuese estática. La salud es movimiento. Como la salud, la mente también se mueve, y así lo hace el sistema celular intrínseco del organismo. O sea que no hay nada que no se mueva, ni dentro ni fuera de la mente. Si el movimiento es vibrante y dinámico con la fuerza vital positiva añadida, entonces la vida y la salud se mueven fácilmente. La salud no puede ser preservada libre de enfermedades. La salud no es solo psicosomática. La fuerza vital es creación divina. No tiene mente, ni cuerpo. Se mueve, y por eso se le llama vibrante.

La salud es vibrante, y debemos seguir trabajando para no oxidarnos en nuestra manera de pensar ni de actuar. Debemos canalizar la energía. La enfermedad se asienta cuando la energía no se mueve. Por lo tanto, no creo que sea justo llamar terapia a esta ciencia íntegra del yoga, que enseña al intelecto cómo usar esta energía.

Creo desafortunado que esta palabra haya llegado a existir, y supone un problema explicarlo a la gente. Imaginaos que estáis quietos y no os funcionan ni el cuerpo ni la mente, ¿no hay algo todavía que se mueve en el cuerpo? Es esto lo que hay que traer a la superficie.  Es un poder protector que mantiene al ser interno, el Yo o sí-mismo, en un estado de felicidad incluso después de trastornos emocionales o del entorno.

Patañjali dice, "Más vale prevenir que curar". Si podemos evitar que entren elementos agresivos en nuestro cuerpo, ¿cómo podemos llamar a eso una mera terapia para curar enfermedades? Uno tiene que estar libre de desarmonías en el cuerpo, en la circulación sanguínea, el movimiento respiratorio y la circulación energética. Tenemos los diferentes sistemas, como el neurológico, el respiratorio, el circulatorio. Todos existen pero el yoga ayuda a usarlos al máximo nivel para conseguir un efecto óptimo. Entonces se siente la salud en el cuerpo, la mente y el sí-mismo. Hablo del sí-mismo en minúsculas que es el ego, o el Yo. No hablo del atman. Considero que el yoga es una ciencia que activa la bio-energía (prana sakti) y el prana (fuerza cósmica universal). Éstas existen pero si las activáis es como el río Ganga. Sino, es como un río local que tiene agua sólo cuando llueve. El sistema de yoga previene que el río llegue a secarse.

La inseguridad es la base para la evolución del individuo.

Con el avance de la tecnología, la vida material del hombre se hace más y más confortable. La gente busca siempre algo más, por lo que expresiones como salud holística, vida espiritual e iluminación son tan comunes. Es fácil usarlas pero, ¿cómo convertirlas en experiencias?

Si sabéis de filosofía, sabréis que se dice "la seguridad es inseguridad y la inseguridad es seguridad". ¿Habéis visto cómo vive la gente que está completamente segura? Se estancan. No hay fuerza vital en ellos que funcione. ¿Qué es lo que hacéis si estáis inseguros? Trabajáis. Lo hacéis todo, porque os sentís inseguros. La inseguridad es una base para la progresión y crecimiento. No lo toméis en sentido negativo. La seguridad es veneno para la fuerza vital, la inseguridad construye la fuerza vital. Esto es una vida positiva. La inseguridad es la base para la evolución de cada individuo.

La estabilidad debe ser positivamente dinámica como un río, que es dinámico desde el principio hasta el fin

¿A qué nos conducen las comodidades modernas? Necesidad de movimiento, pereza, desconsideración, negligencias. Ya lo dijo Patañjali, hace más de 3000 años. Yoga nos enseña a enriquecernos, no sólo desde fuera sino también desde dentro. El confort material es una riqueza objetiva, pero está completamente vacío por dentro. La ciencia del yoga dice "no vendáis la riqueza del alma por la riqueza de la fortuna". Los aparatos modernos os hacen ricos objetivamente, pero pobres por dentro. Esto es lo que enseña el yoga. También es una terapia para el estado moderno, para construir riqueza en el cuerpo, en la mente e inteligencia. Tener una cuenta bancaria de millones de rupias no es riqueza sino pobreza. No tenéis nada que decir, por lo que decís ‘tengo todo este dinero'. El que está lleno por dentro expresa lo que es. Yoga es una terapia desde este ángulo también.

Cambia al hombre emocionalmente, intelectualmente, psicológicamente y desarrolla estabilidad. Y desde esa estabilidad desarrolla dinamismo. Estabilidad no es el fin de la vida. Estabilidad es ser positivamente dinámico para moverse hacia delante como un río, que es dinámico del principio al fin.

Pels nostres alumnes...

Vaig venir a provar, fa un any i mig, degut a un problema d'esquema i estic descobrint, a part d'una millora física, quelcom més que m'està ajudant a trobar tranquil·litat interior i serenor davant la vida.
ÀSR (Girona).