Espai de ioga

A la Rambla de Girona

15-1 (3) El yoga, ¿una forma de ejercicio?


Aclarando malentendidos: Ásana es una forma de ejercicio.

B.K.S. Iyengar

Por su sed de conocimiento, mucha gente considera que el ásana es un ejercicio, lo que proviene sólo de su imaginación. La palabra para ejercicio en sánscrito es vyayama. Significa extensión y expansión para conducir la energía con diferentes movimientos hacia direcciones diferentes. También significa esforzarse en repartir la energía a varias partes del cuerpo. La ásana te ayuda a reunir y filtrar la energía para distribuirla uniformemente por todo el cuerpo.

Sin embargo, no puedo negar el hecho de que cuando un principiante empieza a practicar ásanas, le parece algo parecido a un mero ejercicio. El cuerpo que está en un estado de inercia necesita energía para vibrar. Por lo tanto, necesita movimientos. Movimientos como extensión, contracción, aducción, abducción y circomducción en los músculos son considerados ejercicios. O sea que, al principio, la práctica de las ásanas parece un ejercicio físico.

Cuando vais a la escuela primaria, el maestro os enseña el alfabeto. Cuando vais a la clase de yoga por primera vez, se os enseña lo básico y no los aspectos más elevados. El profesor enseña ásana al nivel rudimentario, donde los movimientos tienen el protagonismo. Inicialmente, poca o ninguna sensibilidad. Ni un instante pasa sin movimiento. Un recién nacido mueve el cuerpo sin saber por qué lo hace. Los principiantes en el camino del ásana son como niños. Mueven el cuerpo pero no saben cómo hacer los movimientos correctos en los músculos, cómo crear energía y usarla sin desperdiciarla.

Los principiantes a menudo muestran un intenso interés en yoga pero a menudo el interés muere antes de que florezca. Lleva un tiempo antes de que la práctica del yoga pueda integrar el cuerpo, la mente y el sí-mismo.

Al empezar,  las ásanas actúan como un ejercicio al disciplinar y canalizar los movimientos del cuerpo para desarrollar la sensibilidad del cuerpo. Este arar del cuerpo es llamado vyayama.

[Pie de ilustración: la calidad de la práctica de ásana no es igual en los principiantes. Empieza como un ejercicio pero después se desarrolla en gran profundidad.]

La calidad de la práctica de ásanas es diferente según el aspirante, que  puede ser ligero, medio, intenso o supremamente intenso. La practica abarca desde puntos rudimentarios hasta los más finos. En general el sadhaka no aplica su mente en incorporar en su práctica todos los cambios necesarios para capturar la profundidad de cada ásana.

Aunque los sutras de Patañjali parezcan muy disciplinados, tienen un punto débil para algunos seres humanos. En el Samadhi Pada, pide que la consciencia (citta) se abalance en picado como un águila, mientras que en el Sadhana Pada pide al sadhaka que nade como un cisne real. Si el Samadhi Pada es para las almas avanzadas, el Sadhana Pada es para el ser humano medio.  Por lo tanto, pide al sadhaka que se eleve desde el nivel físico para experimentar los niveles más altos de crecimiento en él. En Sadhana Pada, el sadhaka tiene que hacer todos los esfuerzos, en el astanga yoga entero. La práctica de astanga yoga fortalece la facultad de determinación y siembra el poder de la voluntad.

La práctica del ásana puede ser lenta o rápida según la manera propia de pensar y actuar. Hay veces en una ásana que mente y cuerpo actúan juntos fácilmente, y hay otras en que el cuerpo quiere actuar pero no la mente. Hay veces que la mente actúa pero no el cuerpo. La manera de hacer ásanas debe cambiar, mientras el cuerpo y la mente jueguen al escondite.

Como principiante, la consciencia vaga (vyutthana), y el principiante está agitado. Le falta la determinación para continuar la práctica. Por eso, les hago practicar las posturas en una sucesión rápida para que sus mentes no tengan tiempo de calcular. Si sus mentes son perezosas, grises y letárgicas les cambio la secuencia para hacerles dinámicas, alertas y tranquilas.

Por la práctica del ásana, la fuerza de la energía vital se establece y estabiliza antes de proceder hacia el pranayama.

Las enfermedades enajenan también la mente. En caso de depresión, hago practicar Urdhva Dhanurasana o bien Viparita Chakrasana en rápida sucesión. De manera similar, ciclos de Halasana y Paschimotanasana. Esta práctica trae alerta y frescor tanto en el cuerpo como en la mente.

Por la práctica del ásana, la fuerza de la energía vital se establece y estabiliza antes de proceder hacia el pranayama. Vale la pena darse cuenta que incluso sólo en la práctica de la ásana hay un ámbito basto para estudiar el cuerpo, la mente y la energía.

Se dice que "hathayoga pradipika, asanani rajo hanti"- la práctica de ásana destruye la rajo guna, y ayuda a expandir sattva guna. En la gente corriente, predomina la rajo guna. Lo que necesitan hacer es disminuir la influencia de tamo guna e incrementar rajo guna, y después rebajar la predominancia de rajo guna e incrementar la dominancia de sattva guna.

Cuando domina tamo guna la práctica de ásana es como un ejercicio. Cuando uno trasciende hacia rajo guna y sattva guna entonces la ásana se convierte en una posición. Es una posición donde uno descansa para penetrar la mente profundamente dentro del cuerpo.

Vyayama es externo pero cuando la energía se expande dentro del cuerpo entonces se convierte en prana ayama.

Para purificar el agua se la hierve, filtra y enfría. De manera similar, en una ásana, el cuerpo se calienta y se hacen ajustes refinados que culturizan las células del cuerpo. La sangre circula y alcanza las partes más remotas del cuerpo. La ásana evita los movimientos no deseados, donde el cuerpo se enfría y aquieta. Esto es firmeza (sthirata) y estabilidad (sukhata).

Cuando domina tamoguna la práctica de ásana es como un ejercicio. Cuando uno trasciende hacia rajo guna y sattva guna entonces la ásana se convierte en una posición, donde uno descansa para penetrar la mente profundamente dentro del cuerpo.

Quienes practican ásanas a nivel de principiante son como el hervir del agua. Después, uno descansa cuando la mente y el cuerpo se filtran y enfrían. El Brahmasutra dice: asinat sambhava- aquellos bien establecidos en el ásana podrán llegar a Brahma.

El ásana para aquellos cuya mente es fútil y contraída es ejercicio. Cuando la mente se abre y expande, el ásana ya no es vyayama. Se convierte en yogasana.

Pels nostres alumnes...

El ioga m'ha ajudat a conèixer el meu cos, a entrar dins i poder guiar-lo millor des d'una energia positiva i equilibradora.
PH (Girona)