fbpx

Palabras de sabiduría:

Fallos en la vida llevan a la determinación.

B.K.S. Iyengar

No era un buen ejemplo de practicante de yoga cuando empecé a enseñar yoga. Estaba muy delgado y no tenía músculos. No era más que huesos. Mi pecho no podía expandirse más que media pulgada. No podía hacer las asanas bien. Mi presentación de las asanas no era atractiva porque mi cuerpo no tenía carne ni forma. No tenía ni dieciocho años, y todos mis estudiantes eran mayores que yo. Mis estudiantes eran educados, adeptos de deportes y cultura. ¡No sé cómo lo hice para ganar el corazón de la gente de Pune!

El rincón del profesor: enfrentándose al miedo mientras se enseña yoga

B.K.S. Iyengar

Hasta cierto punto, todos experimentamos ‘miedo' de una forma u otra. El conocimiento inadecuado es la raíz del miedo. La carencia de capacidad intelectual, de confianza en sí mismo y debilidad emocional traen miedo al enseñar. A veces, agresividad física sin medida trae miedo. Sólo la experiencia puede arrancar el miedo, ya que la ignorancia es la causa principal del miedo. Pero la cualidad positiva del miedo es que ayuda a ser prudente y consciente.

Enfrentándose a la muerte - la realidad última.

B.K.S. Iyengar

Un yogui no cuenta su vida en términos del número de años, sino en el término de la respiración. Cada respiración que toma debe ser larga, profunda y limpia. La energía no debe perderse innecesariamente, debe fluir sin perturbación.

De niño, los médicos no me daban esperanza de vida más allá de los veinte años. Empecé yoga a los dieciséis. Ahora tengo ochenta y nueve, ¡por lo que yoga ha prolongado mi vida en sesenta y nueve años! No sólo estoy vivo, estoy VIVO con el estado dinámico completo de la vida. Yoga me ha dado no solamente vida, sino que también me ha dado la oportunidad de llevarlo a mis compañeros hermanos y hermanas que estaban sufriendo. Me ha dado la oportunidad de llevarlo a millones y millones en todo el mundo.

Lecciones prácticas para profesores: cómo elevar el nivel de los estudiantes.

B.K.S. Iyengar

Guruji ha enseñado a gente de todo calibre, desde gigantes intelectuales a otros con comprensión limitada. Cada estudiante empieza a diferente nivel, pero Guruji consigue que lleguen todos al mismo. Le hemos preguntado cómo lo hace, y cual es su consejo a los profesores.

Ya que me lo preguntáis, la inteligencia básica es diferente de la inteligencia mercurial o fluida. Todo tiene una base. Probad de capturar la inteligencia básica de los estudiantes. Donde, cuando y de qué manera su inteligencia toca las diferentes partes del cuerpo en cada asana. Por ejemplo tomad Tadasana. Quizás la conozcáis y tengáis la inteligencia básica pero debéis buscar la inteligencia básica que usan cuando la hacen. Ya sabéis cuales son las diferencias básicas. Aportan unísono entre vuestro pensamiento y sus actos. De manera similar, intentad buscar dónde están los cimientos de cada asana y donde deberían estar. Aprenderéis a ser buenos profesores a base de observación y estudio.

Lecciones prácticas para profesores: Cómo mantener el estándar de la enseñanza.

B.K.S. Iyengar

(Guruji dio algunos consejos a los profesores al observar cómo enseñaban. Esto fue en 1987. Lo que dijo entonces es cierto incluso ahora y por eso reproducimos un trascripción editada de sus consejos a los profesores sobre cómo mantener el estándar de la enseñanza de Yoga Iyengar.)

Hay muchos profesores hoy que no había visto ni encontrado antes. Hacía años que no había visto profesores dirigiendo una clase y con lo que hoy veo tengo algunas sugerencias para hacer. Siento que el estándar de enseñanza ha bajado tremendamente. No sé cual ha sido la causa, y es por eso que quiero hablar con vosotros.

Cuestiones prácticas: ¿Cuánto debería uno dormir?

B.K.S. Iyengar

Tres o cuatro horas de sueño son suficientes para sentir refrescados la mente y el cuerpo y al mismo tiempo estar activo tan pronto como uno se levanta. Pero, estas tres o cuatro horas de sueño, deberían ser profundas y sin perturbaciones. Si el sueño se ve perturbado, a uno le entran ganas de quedarse en la cama por más tiempo. Una mediana de seis horas es suficiente para recuperarse de la presión del día.

Aquests articles són originals de la revista Yoga Rahasya, editada pel RIYMI. Si us n'interessa el contingut, en anglès, us preguem que us hi subscriviu contactant a l'aeyi.

Els articles han estat traduïts de l'anglès per en David Lloret, i publicats aquí amb permís de l'editor. 

© 2019 Espai de ioga Girona Rambla de la Llibertat, 6, 4 | 17004 Girona david@espaideioga.cat | +34-655341258